¿Cuál es la mejor estrategia para estudiar?

Las circunstancias en las que te encuentras no son universales, cada un@ tiene las suyas. Por ello lo mejor es que utilices lo que mejor funcione para ti a la hora de estudiar. Si rindes más por las noches y tienes la posibilidad de estudiar hasta bien tarde, entonces hazlo así. Si practicar Kárate tres días a la semana es todo lo que necesitas para estar en forma y mantener un nivel alto de energía, adelante. Si con un paseo de 30 minutos cada dos días tienes suficiente, a por ello.
¡Ponte manos a la obra!

Personaliza

Ajusta la forma de hacer las cosas según tus gustos, necesidades, habilidades y restricciones temporales. Investiga los conceptos básicos (cómo memorizar, leer más rápido, rendir más, dormir mejor, estar más en forma, llevar una vida más equilibrada, …). Todo ello está a tu alcance y mucho más cerca de lo que piensas. Escucha, lee, pregunta. Utiliza lo que sirve para otras personas y empieza a usarlo. Después refina y personaliza para sacarle el máximo partido. En todo el proceso, escucha a tu cuerpo, evalúa los resultados y actúa en consecuencia. Los métodos del repaso al día desde la cama y el de registro de tiempo te pueden ayudar mucho en este aspecto.

Aplícalo

Pon en práctica lo que has aprendido en todo aquello que afecte positivamente a tu forma de estudiar, por ejemplo:

  • Distribución de la carga de trabajo: la teoría por las mañanas, los ejercicios por las tardes o una semana teoría y la siguiente ejercicios, …
  • Intervalos de estudio, repasos
  • Deporte: Natación, yoga, pasear, …
  • Alimentación
  • Horarios de estudio: sólo por la tarde, sólo por la noche, por la noche y por la mañana, …
  • Hábitos de sueño: Ocho horas al día, con cinco ya es suficiente, siete horas al día más una siesta de 15 minutos después de comer, …
  • Métodos para Memorizar: Utilizándolos por separado, combinándolos, sólo utilizándolos en determinados casos, sólo uno que tú mism@ has creado, …
  • Leer: Usando una guía, leyendo primero el glosario de términos para ver qué palabras se utilizan más y coger la idea de sobre qué trata el libro, ir directamente al índice como primer paso, leer las revisiones que otros han hecho del libro en Internet, …
  • Utilizar resúmenes, esquemas, mapas mentales, mapas conceptuales, diagramas de araña, … Dentro de los tres últimos, usar colores, no usarlos, hojas tamaño Din A4, Din A3, …
  • Mesa de estudio: Con dos luces a los lados, con una luz desde arriba, con luz natural desde la espalda, con todo el material sobre la mesa, con la mesa completamente despejada, …
  • Lugar de estudio: La biblioteca, en casa, en casa de amig@s, en una cafetería, …
  • Música: No escuchándola en absoluto, clásica, barroca, folclore, nanas, …

Conclusión

Investiga, aprende y da forma para al final utilizar lo que mejor te funcione. Lo que para otras personas es muy útil, para ti puede no serlo tanto. También es posible que con unos pequeños ajustes a algo que ya existe, la mejora sea tremenda. Yo incluso iría un paso más allá y… ¿por qué no crear, innovar? Tú vas a ser quien se beneficie de ello.
Nube de palabras

Artículos relacionados:

Tu comentario

  1. Pingback: #esposible: Con fe en el examen. | Vida Universitaria | Red de Universitarios