El Arte de la Memoria.org



Las 10 razones por las que deberías estudiar lo que te gusta y no otra cosa

Me refiero a cualquier momento desde que te tienes la opción de decidir. Y esto normalmente ocurre desde que se termina la enseñanza Primaria.

Todos estudiamos lo mismo o más o menos lo mismo en el colegio (Educación Primaria) pero luego ya se pueden tomar decisiones en uno u otro sentido. Empezando por la Secundaria, llegando a la Universidad o en Oposiciones, Cursos de Formación y certificaciones, en todas ellas hay que tomar decisiones.

Unas veces otros las toman por nosotros. En algunos casos nuestros padres, nuestro entorno, que ejerce una fuerte presión y otras veces nuestro jefe o las tendencias de la empresa en el trabajo. Me refiero a todos estos casos en los que nosotros no somos los primeros y últimos en decidir qué estudiar.

Tampoco me refiero a a cuando estudiamos algo como el carnet de conducir, que es algo que, aunque no pueda gustarte, si quieres conducir de forma legal, debes hacerlo.

Me refiero aquí a todos esos casos en los que tienes ante ti la posibilidad de estudiar algo que va a afectar directamente a tu vida a medio y largo plazo, es decir, que va a determinar si vas a trabajar como profesor, electricista, artista, fontanero, médico, cocinero, modista, locutor radiofónico, sociólogo, pinchadiscos, jardinero, …

Vamos a por ello:

  1. Tu mente está más abierta: cuando estudias algo que te gusta estás dispuesto a recibir conceptos nuevos e información distinta sin poner trabas. Quieres descubrir, saberlo todo
  2. Eres (más) creativo: te gusta probar, experimentar. Estás inspirado. “¿Qué pasa si cambio esto?, ¿qué hubiese pasado si en lugar de en el año 1850 hubiese pasado en 1400?, ¿y si le añadimos a la mezcla más cantidad de este otro material?”, …
  3. Estás constantemente motivado: la motivación forma parte de tu estado natural, no la tienes que buscar en el exterior
  4. Tienes muchos momentos de “!Ajá, ya lo entiendo¡”. Todo (o casi todo) te resulta fácil. No necesitas esforzarte por aprender. Sí por comprender conceptos complicados, pero aún así, mucho menos de lo que será si lo que estudias no te gusta
  5. Disfrutas todo el rato de lo que haces, te encanta, te divierte
  6. Es tu pasión, no te cuesta nada levantarte por la mañana temprano para ponerte manos a la obra. Estás deseando que llegue el momento de volver a ello.
  7. Tu autoestima se beneficia de todo ello, estás seguro de ti mismo, haces lo que te gusta
  8. Con el tiempo, eres muy bueno en ello, destacas, te vuelves un experto. Puedes empezar siendo un perfecto ignorante (aunque si de verdad se trata de algo que te gusta, es porque ya has tenido contacto con ello y vas a tener al menos una idea inicial). Puede que no tengas la experiencia y el conocimiento de un experto. Pero los vas a adquirir. Tarde o temprano eso ocurre. Porque no te vas a conformar con quedarte en la superficie, vas a querer saber más y más. Así se forman los expertos
  9. Rindes mucho más: Si disfrutas con ello y estás motivado (cosas que ya hemos visto van a ocurrir), tu rendimiento va a ser muy alto. Una vez que llegas al nivel de experto, tu nivel es tremendamente alto. Y eso ocurre mucho antes de lo que imaginas
  10. De una forma u otra lo haces funcionar económicamente. Esto es algo a tener en cuenta, ya que, es uno de los principales argumentos con el que te presiona el entorno para que no estudies determinada cosa que te gusta. “Es que eso no tiene salida laboral”, “no estudies eso porque no hay trabajo para ello”. No importa si, por ejemplo, quieres estudiar una carrera universitaria para la que apenas hay ofertas de trabajo en este momento. Si de verdad es tu pasión, disfrutas con ella, eres feliz aprendiendo lo que te enseñan, es cuestión de tiempo y una cierta dosis de creatividad que aprendas a sacarle el partido económico.

La lista funciona cuando eliges algo que te gusta en lugar de algo que no. Y funciona bien. Pero los mejores resultados los obtienes cuando eliges lo que más te gusta. Tenlo en cuenta. Esto es clave. Lo que más te gusta. Es entonces cuando sacas lo máximo de cada uno de los puntos de arriba. Tenlo en cuenta cuando tengas que decidir. Pero tampoco lo pienses mucho. Si no lo tienes claro todavía, quizás no el el momento de decidir. Si lo tienes claro, no lo vas a dudar.

Artículos relacionados:

 

¿Pierdes la Concentración Mental con facilidad?, ¿no mantienes la atención?, ¿te cuesta concentrarte?

Triplica Concentracion Mental

  • Consigue ahora que tu lectura sea más rápida y aumente tu comprensión lectora,
  • mayor productividad,
  • repasar y memorizar  más fácil y rápidamente,
  • menos tiempo y esfuerzo estudiando,
  • multiplicar tu capacidad de Concentración Mental sin tener que dejar de utilizar Facebook

Más información...




16 comentarios

  1. alan says:

    Esta lista me motiva mucho jeje, estudio música y pienso hacer una carrera profesional en ello en la Escuela Superior de Música del INBA. Pondré esta lista dentro de mis sitios favoritos, y gracias.

  2. Diego says:

    ¿Que opinas de la filosofía? realmente me encanta, pero creo que no tiene salida laboral, y no se si esta lista se aplicaría a esta materia, no le encuentro otra cosa a esta carrera mas que ser profesor. Entonces tengo pensado seguir ingeniería otra cosa que me gusta pero no tanto como la otra. ¿Piensas que igualmente siga filosofía?

    1. Luis says:

      Hola Diego:

      La decisión última es tuya y esa va a ser siempre la mejor decisión. No obstante, aquí abajo encontrarás lo que pienso al respecto:
      Razones para estudiar lo que te gusta
      Razones por las que no estudiar una carrera

      Un saludo,
      Luis

  3. Indeciso says:

    Sí, sí, todo eso suena muy bien pero a ver cómo rentabilizas tú filosofía…
    Algunas cosas tienen más demanda que otras guste o no. Y algunas casi nula, lo que hace que cobres una miseria.
    Claro que es bonito estudiar lo que te gusta y luego trabajar de ello. ¿Pero no es más sensato estudiar algo que te guste menos y te proporcione un mejor futuro laboral?
    Si te gusta una cierta especialidad siempre puedes dedicarte a ella en tu tiempo libre y dejémonos de rollos: la gente estudia una carrera universitaria para trabajar en ese campo. Si a ti te gusta un campo concreto no necesitas que nadie venga a acreditar que dominas ese campo, lo harás porque te gusta y punto. No te vas a gastar una pasta y a aguantar a profesores indeseables sólo para formarte. Para eso te compras libros por tu cuenta.
    No sé hasta qué punto compensa estudiar lo que te gusta para luego vivir en la miseria, sin posibilidad de acceder a una vivienda, viviendo con lo justo y con una inseguridad laboral mayor que la que otra carrera te hubiera dado. Eso también quema y creo que bastante.

    1. Luis says:

      Hola Indeciso:

      Completamente respetable tu opinión. Yo sigo pensando que, si te apasiona lo que haces, con título universitario o no, es cuestión de tiempo que lo acabes rentabilizando

      Un saludo,
      Luis

    2. richard says:

      Pues yo pienso que si estudias algo que te gusta, terminaras por ser muy bueno en lo que haces y probablemente te vaya bien.

      1. Diego says:

        Me parece que la opinión de Indeciso es muy respetable. Lo de encontrar “tu verdadera vocación”, es relativo. Salvo que la carrera no te guste, es decir, la odies con toda tu alma, cualquier persona responsable y dedicada, puede estudiar lo que sea y llegar a ser un excelente profesional. La gente siempre pone de excusa que no le gusta, cuando en realidad es que no le dedica tiempo. Todas las carreras son interesantes a su manera.
        Yo entre a estudiar ingeniería civil porque no había otra carrera que me gustaba, y ésta era la que me parecía que iba conmigo. El primer año fue muy duro, y por falta de dedicación, me rendí y casi que decidí abandonar. Luego en el segundo año, con una grado mayor de responsabilidad seguí la carrera, y descubrí lo fascinante que es estudiar ingeniería. A lo que voy, es que si le dedicas tiempo, descubrís lo que tiene de interesante.

        Aclaro que, es obvio que si lo que estudias es lo que te gusta o tu vocación, es mucho mujer que estudiar algo que “no te va ni te viene”. Sólo digo que no es necesario “amar” la carrera para terminarla.

  4. Rodrigo says:

    Está bien escrito el artículo y es interesante, pero me gustaría señalar varios aspectos de la idea de “estudiar lo que te gusta y no otra cosa”.

    En primer lugar, debes saber lo que te gusta. Probablemente es lo más importante, porque te muestra aquello a lo que debes dedicar tu estudio. No es tan fácil como parece y requiere bastante autoconocimiento.

    También debes poseer lo necesario para dedicarte a ello, como recursos, dinero, capacidades intelectuales, sociales,etc. Y además un gran compromiso y madurez, sino seguramente lo dejarás al cambiar de opinión y fracasarás.

    Tras todo esto, lo más complicado es llevarlo a la práctica. Disponer de tiempo que dedicarle es imprescindible, por lo que otros tareas, estudios, trabajos,… estorban tu desarrollo en el estudio de la materia has decidido.

    Y por último que sepas que, a la hora de la verdad, muy poca gente se dedica a lo que le gusta. Lo más probable es que, tras estudiar todo eso que te gusta, tengas un empleo en el que trabajes en cosas que nunca habías pensado y que te parecen aburridas y poco interesantes. Lo más difícil de estudiar lo que te gusta es que deseas que sirva para algo, deseas sacarle utilidad al estudio que has realizado con tanto empeño y al que le has dedicado tantas horas, porque normalmente se queda relegado a una afición más (siempre puedes alardear de conocimientos, claro).

    Saludos.

  5. Hugo says:

    Bien a mí me pasa todo lo contrario y ya estoy estudiando una Licenciatura, es pésima la forma en que tienen abandonada mi carrera aunada a que no es la que elegí desde el principio, todo esto me hace sentir exactamente lo contrario a lo que explican en esta página:
    1.- Mi mente se cierra cada vez más: en estos espacios en los que el maestro es el único que tiene la razón y si no le haces la barba lo único que te buscas son problemas, donde uno no es 100% libre de expresar su desacuerdo en cuanto a los programas de estudio, la forma de evaluar de los maestros y las múltiples e innecesarias formas de hacer las actividades por el uso inadecuado de las facilidades que la tecnología ofrece ahora.

    2.- Me vuelvo menos creativo: Todas estas aburridas horas de clase y monótonas parecidas a lo mismo y lo mismo de todos los niveles de estudio (secundaria, prepa) merman mucho la creatividad que uno pueda tener

    3.- Desmotivado cada día: en cuanto a la institución, la falta de clases y por supuesto que la carrera no me gusta, lo que no me motiva a buscar por mi parte los conocimientos, los planes que ofrecen es de ir a sentarse y prepararte las cosas uno mismo mientras el maestro se limita a pasar lista y sentarse con su laptop a criticar lo poco que tu mismo te creas sin su ayuda.

    Podría seguir con la lista pero lo importante aquí es recalcar que la mayoría de las universidades en México sólo se enfocan a construir un edificio grande y bonito con salones cómodos pero se olvidan de que la escuela no es un edificio, la escuela son los maestros y nosotros. Se dice que la educación es laica y gratuita en universidades de gobierno pero para todo cobran, hasta para sacar una constancia que pienso que es un derecho por ser estudiante, y bueno la pagas y te dan una hoja en blanco y negro (los membretes mínimo deberían ser a color), y lo más triste es que afuera en las entradas tienen títulos de escuelas de calidad certificados de todos lados pero todo esto es MENTIRA!

  6. Carlos says:

    Muchas veces estudiar “lo que le gusta” a uno no siempre es la mejor opción, especialmente si se trata de una carrera costosa y uno no tiene suficientes recursos para poderla costear. En ese caso habría que estar pidiendo dinero prestado, que te hagan donativos económicos y hasta tener que trabajar y estudiar a la vez (lo malo de esto último es cuando el tiempo no alcanza).
    De no tener ayuda, muchos optan por estudiar una carrera económica incluso aunque no le guste. Esto ya es algo realmente desastroso, pues las consecuencias no se harán esperar (suspensión de varias materias o del semestre entero, aplicación de régimen de permanencia -R.P.-, etc.) Peor aún: tener padres muy estrictos que en dado caso que ocurriera lo último mandarían al joven a campos de concentración o a la Fuerza Armada en contra de su voluntad…

  7. sarrow says:

    @HUGO concuerdo contigo en todo lo que as escrito, en la secundaria me sentia con unos animos tremendos asta que todo se empezo a volver monotono y sin color por mas que me esforzaba se miraba mas y mas aburrido, y aun que la actitud lo es todo… se me olvido la otra parte pero el punto es que todos se olvidan de lo que significa aprender y disfrutar en el transcurso…

  8. CARLOS BOGOTA says:

    muy buena pagina loco da para pensar. yo en el colegio fui bueno en humanidades y de hecho me gusta. Sin embargo me he dado cuenta que descuide matematicas no porque realmente fuese malo en eso sino por pereza y por un constante bullying del que fui victima. Ahora no se que hacer, que estudiar ayudaaaa

  9. BGB4 says:

    Tengo diecinueve años y estudio filología francesa; se trata del grado con menor demanda de mi universidad. Mi fascinación por la lengua, la literatura y la cultura del país vecino es algo inherente en mí desde que era muy pequeño…el problema es que ni mi familia, ni (en términos generales) el entorno social que me rodea son capaces de comprender esa pasión. Teniendo en cuenta que siempre he sido un buen estudiante, hasta mis profesores de colegio me expresaron su decepción cuando supieron que yo jamás escogería medicina, derecho, económicas o empresariales. Siento mucho respeto por estas y otras disciplinas, pero simplemente sé que no es lo mío. Reconozco que nunca tuve en especial consideración la cuestión de las oportunidades en el mercado laboral, pero tampoco creo que en los tiempos que corren mi futura situación de empleo sea muy distinta si hubiera optado por estudiar otra cosa. Pero al fin y al cabo solamente es un caso personal.

  10. vero says:

    Hey!. todo lo que dice tu lista es cierto, cuando quieres ser un profesional buscas mil formas para poder estudiar lo que realmente te gusta!… muchas veces (concuerdo con Carlos) esas profesiones son las mas costosas… siempre quise estudiar diseño, pero mis padres me decian que no habia salida laboral y pues a uno de ellos le gusta la odontologia y me decidi estudiarla pense que seria chevere estar en el area de salud(mala eleccion).. pues ahora que estoy cursando el 3 año me doy cuenta que no quiero seguir adelante con ella, todo me desmotiva, incluso arrastro una materia (claro esto no quiere decir nada, a cualquiera le pasa), me da igual lo que hagan o digan en clases,todo lo contrario a cuando estaba en el primer año) tengo mas que decidido hacer una cambio y no es precisamente diseño pues no puedo costearlo(es mucho mas caro que la estoy cursando).

  11. riki says:

    toda carrera tiene salida laboral, solo hay que ver en donde presentar el curriculum vite , y esperar a que te llamen :) xD

  12. […] Lo que se estudia no es lo que se quiere estudiar, lo que gusta, no se siente pasión por ello. Esto ocurre cuando se estudia algo de forma obligada o cuando se estudia, por ejemplo, una carrera universitaria por hacer feliz a otra u otras personas y no porque verdaderamente se desee estudiarla. Hazte preguntas del estilo de “¿Por qué estudiar para los demás te hace tan infeliz?“. Pero sobre todo ten en cuenta “Las 10 razones por las que deberías estudiar lo que te gusta y no otra cosa“ […]

Deja un comentario